Consejos prácticos para cuidar tu mueble aglomerado

Los muebles de aglomerado son una opción popular debido a su asequibilidad y versatilidad. Sin embargo, requieren cuidados específicos para mantener su aspecto y funcionalidad a lo largo del tiempo. Aquí te dejamos algunos consejos prácticos para prolongar la vida de tus muebles de aglomerado.

 

1. Evita la Humedad
El aglomerado es especialmente susceptible a la humedad, ya que está compuesto por partículas de madera y adhesivos. Para proteger tus muebles:
- Limpia con paños secos: Si necesitas limpiar, utiliza un paño ligeramente húmedo y asegúrate de secar bien después.
- Ubicación adecuada: Evita colocar tus muebles en áreas húmedas como baños o sótanos.
- Protección extra: Considera el uso de selladores o acabados protectores que repelan el agua.

 

2. Limpieza Regular
Mantener tus muebles limpios es esencial para su durabilidad. Sigue estos pasos para una limpieza efectiva:
- Polvo semanal: Usa un paño de microfibra para quitar el polvo semanalmente.
- Manchas y derrames: Limpia cualquier derrame inmediatamente con un paño seco o ligeramente húmedo. Para manchas más difíciles, un limpiador suave es ideal, pero evita productos muy agresivos.

 

3. Evita el Calor Directo
El calor puede dañar el aglomerado, causando que se hinche o deforme. Para evitarlo:
- Protege de fuentes de calor: No coloques tus muebles cerca de radiadores, estufas o ventanas con luz solar directa.
- Uso de posavasos y manteles: Al colocar objetos calientes como tazas o platos, utiliza siempre posavasos y manteles.


4. Cuidado con los Golpes y Rasguños
El aglomerado es menos resistente a golpes y rasguños que otros materiales como la madera maciza. Para proteger tus muebles:
- Protección de superficies: Utiliza tapetes o protectores de fieltro debajo de objetos pesados o decorativos.
- Manejo cuidadoso: Al mover los muebles, levántalos en lugar de arrastrarlos para evitar daños en las uniones y la superficie.


5. Montaje y Reajuste
Un montaje adecuado y un ajuste periódico pueden prevenir muchos problemas comunes:
- Sigue las instrucciones: Monta los muebles siguiendo estrictamente las instrucciones del fabricante.
- Ajuste regular: Revisa y aprieta periódicamente los tornillos y otros componentes para mantener la estabilidad.


6. Uso de Fundas y Protectores
Para muebles muy utilizados, como mesas o escritorios, considera el uso de fundas protectoras:
- Fundas a medida: Utiliza fundas para proteger las superficies de rayones y derrames.
- Manteles y tapetes: Coloca manteles en mesas de comedor y tapetes en escritorios para una protección adicional.

Conclusión
Cuidar muebles de aglomerado no es complicado si se siguen estos consejos básicos. Al evitar la humedad, el calor directo, y los golpes, además de mantener una limpieza regular y realizar reparaciones oportunas, tus muebles de aglomerado pueden durar mucho tiempo en excelentes condiciones.

Limpieza

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados

Nuestros muebles